A raíz de la persistencia de una ola de temperaturas elevadas durante varias jornadas consecutivas y el alerta Amarillo con efectos leves a moderados sobre la salud emitido por el Servicio Meteorológico Nacional, la Dirección del Centro de Salud Juan Baggio difunde algunos consejos y medidas de precaución básicas para la comunidad.

Recordemos que está vigente en la ciudad de Gualeguaychú y en toda la provincia de Entre Ríos un informe especial que estima temperaturas mínimas que oscilaran entre 21 y 24 grados, mientras que los registros máximos podrían variar entre 32 y 39 grados con elevada sensación térmica.

Una ola de calor puede impactar en la salud de las personas adultas mayores y menores o bebés pero también suele traer complicaciones en embarazadas; pacientes cardiológicos; diabéticos; hipertensos; renales o con problemas respiratorios.

Entre los síntomas a prestar atención frente a una deshidratación se encuentran tener sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39ºC, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, descenso de la presión corporal o para los pacientes hipertensos y cardíacos podría subir la presión, entre otros.

En caso de presentar algunas de estas condiciones es recomendable concurrir al CAPS que atiende de 7 a 19, no es aconsejable auto medicarse y lo importante es hidratarse para revertir el cuadro de golpe de calor.
Cómo alimentarse y cuidarse en estos días
La licenciada en Nutrición del Centro de Salud Juan Baggio, María de los Ángeles Chichizola [MP085], destacó que “los bebes de menos de un año son los más propensos a una deshidratación porque en los días muy calurosos suelen perder gran cantidad de agua a través del cuerpo. En los que tienen menos de 6 meses y se alimentan con lactancia o con fórmulas infantiles se recomienda aumentar la frecuencia. Para los mayores de 6 meses hay que sumar a la alimentación complementaria el ofrecimiento de agua potable fresca”.

También es importante que permanezcan en sitios ventilados; humedecer su cuerpo con agua fresca y evitar la exposición al sol hasta que tenga un año de vida.

“Otro grupo de riesgo son las personas adultas mayores cuya desventaja es que no sienten la sensación de sed y les recomendamos aumentar la frecuencia de consumo de agua. Ese el pilar fundamental para evitar la deshidratación que puede provocar el golpe de calor”.

Un consejo práctico es “tener botellas con agua fresca en la heladera, sobre todo si se practican deportes porque es vital la hidratación previa, durante y posterior”, indicó la nutricionista y aconsejó preparar “limonadas con hielo sin azúcar, como alternativas al agua”.

En cuanto a las comidas, para todas las personas más allá de su edad o condición de salud, Chichizola recomienda “evitar consumir alimentos ricos en grasas o comidas muy abundantes en calorías. Es preferible optar por frutas, verduras o comer ensaladas porque son alimentos de fácil digestión y mucho contenido hídrico. Sugerimos ir a lo simple, evitar las comidas compuesta como guisos o estofados”.

“Es preferible comer varias veces al día en menor cantidad y en forma liviana. Otra recomendación es reducir la ingesta de alcohol porque favorece la deshidratación”, destacó la profesional.
Consejos prácticos y simples
También es importante tener en cuenta las siguientes medidas de acción cotidiana:
- En los horarios críticos, tratar de no exponerse en forma directa al sol, por ejemplo desde las 10.30 hasta las 17. Evitar las tareas que requieran gran esfuerzo durante esa franja horaria.

- En aquellos casos de no tener otra alternativa que estar expuestos a la radiación del sol, es preferible usar un factor protector de alto nivel para evitar la quemadura o enrojecimiento de la piel, cuestión muy común en la época estival.

- Usar ropa de colores claros y permanecer en lugares frescos, mantener la casa oscura y cerrada para que conserve una temperatura agradable. Refrescarse a menudo con duchas o toallas mojadas en agua.

- En caso de tomar medicación, revisar con su médico si puede influir en la termo-regulación corporal y si se debe ajustar o cambiar la dosis. A su vez, desde el CAPS Juan Baggio se sugiere que si se conoce gente mayor o enferma que viva sola, intentar visitarlos una vez al día y hacer que sigan estas recomendaciones.
Ola de calor
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]