Con la abstención del concejal de Gualeguaychú Entre Todos, Luis Castillo, y la ausencia del bloque de Juntos por el Cambio, el piaggismo votó por mayoría la Resolución motorizada por el concejal de La Cámpora, Pablo Fernández.

Así el Concejo Deliberante de Gualeguaychú votó el "repudio a las practicas jurídico-mediáticas contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner".

Durante la sesión, el concejal vecinalista destacó que se debe respetar la independencia de los poderes de una República y consideró que "cree" en la Justicia, como un pilar fundamental del sistema democrático. Seguidamente se abstuvo en el momento de la votación.
LA AUSENCIA DE JUNTOS POR EL CAMBIO
Los concejales de Juntos por el Cambio se retiraron del Concejo Deliberante cuando estaba por dar tratamiento al expediente elevado por el piaggismo.

Cabe recordar que el proyecto era el único tema a tratarse en la sesión, pero ante las manifestaciones de descontento de los vecinos en medios de comunicación y redes sociales, se decidió sumar expedientes a última hora "para disimular lo que ya era un papelón" según dijeron.

Pablo Echandi, Juan Olano y Alejandra Leissa respaldaron su decisión en que “no podíamos permanecer convalidando y legitimando la impunidad y la corrupción. Resulta increíble que en principio se haya convocado a sesión únicamente por este tema. Sesionar sólo a los fines de conseguir la adhesión y el apoyo para una dirigente acusada de corrupción, es un colmo que la comunidad no se merece”, explicaron.

No obstante, los representantes de JxC aseguraron que “estaba claro además que, en caso de querer debatir, no se iba a poder y eso quedó evidenciado ante las primeras palabras de la concejal Leissa que fue objeto de gritos de la militancia K, contando obviamente, con la complicidad del hoy presidente del cuerpo, Juan Boari. Igualmente y como dijo la propia concejal, habíamos previsto volver después de este tema pero nos fue imposible ante los agravios de la militancia rentada presente en el lugar”.

“Estos días hemos asistido a un sinfín de mensajes antidemocráticos y antirrepublicanos de dirigentes políticos, sociales y gremiales, que entienden que los poderes Ejecutivo y Legislativo pueden avasallar al Poder Judicial. Las amenazas proferidas ponen en jaque a las instituciones y nos asemejan a los procesos más rancios de algunos países latinoamericanos que en verdad pensamos que jamás iban a llegar a estas tierras. Hoy se desafía una enorme y larga investigación judicial que ha sabido desentrañar una mecánica sistemática de corrupción liderada por la entonces presidenta y actual vicepresidenta de la Nación. Es ante ese escenario que se plantea semejante parafernalia”, criticaron.

“Quedarnos a alimentar ese 'debate' no tenía sentido. Es muy claro que Cristina encarna un populismo que se fagocita el esfuerzo, al privado, al que piensa distinto y a todo lo que no sea burocracia estatal; lidera un proceso de degradación institucional, económico y social de este país; incentiva la violencia en lugar de dar explicaciones", agregaron los concejales.

"No podemos avalar exabruptos en boca de un presidente que hace una amenaza clara a un fiscal, para tapar a una vicepresidenta que encarna el escándalo de corrupción más importante de Latinoamérica. Este circo también es promovido para tapar o correr de escena el profundo ajuste que realiza este gobierno que golpea arteramente a la salud, la educación y la discapacidad. Por todo eso abandonamos la sesión”, respaldaron.

Desde la óptica de los legisladores se forzó una sesión “porque un grupo de dirigentes quiere seguir rindiendo pleitesía a la muy probable cabeza de una organización que la hizo acreedora de una fortuna incalculable. A una de las responsables de la grieta en que estamos inmersos. A la actual Vicepresidenta de la Nación que parece desconocer que es la segunda máxima autoridad del actual gobierno. A la dirigente que no se hace cargo de un país que roza el 100 por ciento de inflación y crea pobres todos los días. A la líder de una supuesta mafia que generó obras invisibles. A la ex presidenta que inauguró dos veces el Hospital Bicentenario y hoy, 14 años después, no funciona la terapia intensiva, ni gran parte del edificio y restan años para que sea finalizado. A la dirigente con cero empatía que cobra 4 millones de pesos mensuales. Ese era el circo al que no nos sometimos”, explicaron.

Por último, indicaron que “no quisimos legitimar un nuevo capítulo del desafío y de las veladas amenazas que se ciernen sobre la Justicia de parte de quienes confunden partido con Estado y se arrogan el derecho de entender que pueden asumir la suma del poder público, en un retroceso institucional alarmante y pone en serio riesgo la paz social”, finalizaron.
Polémica Sesión
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]