Sebastián Sire, el hombre que apuñaló a su pareja mientras dormía, cumple 90 días de prisión en Gualeguaychú desde de junio. A menos de un mes que se termine la medida impuesta por la justicia, la víctima, Roció Barrozo, teme que le otorguen el beneficio de la prisión domiciliaria.

El sujeto fue imputado por el homicidio en grado de tentativa triplemente calificado, por ser en contexto de género (Femicidio), por alevosía, y por ser cometido contra una persona con quien mantuvo una relación de pareja.

Este martes, Rocío Barrozo, en diálogo con Elonce contó que tiene miedo que su vida corra peligro y pide que su ex pareja continúe en prisión. La víctima al enterarse que a su ex pareja se le termina la medida de prisión preventiva, comenzó a sufrir ataques de angustia y desesperación.

“Tengo mucho miedo que vuelva a su casa y venga a terminar lo que empezó”, sentenció Barrozo al destacar que “si a Sire le otorgan el privilegio de tener una domiciliaria, él va a buscar la forma de encontrarme y va a terminar lo que empezó aquella noche”.
Estoy aterrada y no sé cómo estar segura
Según relató la mujer ella teme por su vida y cree que “por más que la Justicia ponga policías en mi casa él me va a matar”. Además, destacó que el fiscal solicitará que el Sire continúe en la cárcel por 90 días más, “es algo que no está en sus manos lamentablemente”, sumó.

Barrozo detalló que en numerosas oportunidades sufrió violencia de género por parte de Sire y lo denunció ante la Justicia. “Me violó, golpeó y amenazó muchas veces”, precisó al agregar que “una vez luego de denunciarlo me buscó en mi trabajo y tuve que volver con él porque me había amenazado y tenía miedo por mí y mi entorno”.

En este sentido, Barrozo profundizó que “él manejó mi vida como quiso, fueron meses muy duros y vivía con miedo”.
Al consultarle por su vida actual, la mujer contó que trabaja y además recibe asistencia psicológica, “voy a terapia una vez a la semana porque no puedo dormir de noche, tengo mucho miedo de dormirme y no despertarme nunca más”.

En sintonía con esto, la mujer contó que una de sus hijas sufre ataques de pánico desde el episodio de violencia con Sire. “Mi hija me salvó para que no me mate, ella escuchó los gritos y me socorrió, se le colgó al cuello para que deje de apuñalarme, fue tremendo porque le podría haber hecho algo”.

Además, destaco que su hija no está recibiendo asistencia psicológica, “intervino en el Copnaf y luego la derivaron al hospital pero no continuó porque se sentía intimidada. Además, sufre ataques de pánico y a veces tiene miedo de ir a la escuela”, cerró.

Fuente: El Once.
Policiales
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]